Arrancan las paritarias con una fuerte caida del salario en 2016

sin referencias claras hacia el futuro, el informe de la consultora Ecolatina indica una fuerte caida en el salario real superior al 6% durante el pasado año.

186

Ecolatina señala que durante 2016, los sindicatos obtuvieron incrementos salariales en torno del 33%, por debajo del 41,5% de inflación promedio anual.Sin embargo, la caída de los ingresos de los trabajadores no fue homogénea. Uno de los sindicatos que más perdió poder de compra fue el de la construcción (UOCRA), con una contracción de 11% del salario real. El deterioro de los ingresos estuvo acompañado de una reducción de la ocupación: según datos del IERIC, el empleo registrado se contrajo 11,2% en el acumulado de los primeros diez meses del año pasado

Tambien entre los que más perdieron poder adquisitivo en 2016 se encuentran  los trabajadores nucleados en el Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines (SETIA) que vieron “resentidos en 9,6%” sus ingresos reales; los empleados estatales que “sufrieron mermas en sus haberes de 8% anual, en términos reales”; y en el sector de Comercio “se registró una contracción de 8,6%”.
Ecolatina resaltó que la caída “es relevante dado que se trata del gremio con mayor representatividad del país, ya que agrupa a más de 1.000.000 de trabajadores”.

“Entre los sindicatos que exhibieron la menor caída promedio de sus ingresos reales el año pasado se encuentran: UATRE, que agrupa a los trabajadores rurales, con una merma de 2,7% anual (dadas las mejora de rentabilidad del campo tras la devaluación y el bajo peso que tienen los salarios dentro de los costos del sector); SMATA, que registró una caída de 3,4% en el año para los empleados asociados a la industria automotriz; y UPSRA (agrupa al personal de seguridad), con una merma de 4,7%”

Así, “las caídas generalizadas en los salarios reales de los trabajadores registrados de 2016 dejan un escenario complejo para el año que comienza, en el que se entrecruza la necesidad política del gobierno por apuntalar los ingresos en el año electoral y, a su vez, evitar que la inflación se aleja demasiado de la meta del BCRA” fijada en un rango de 12 a 17%.

“Está claro que, con un mercado que espera una inflación para 2017 mayor al 20%, será difícil para el gobierno encauzar las negociaciones salariales”, advirtió. Ecolatina consideró que, según los primeros sondeos, “las paritarias se ubicarían por encima del 25% este año, consiguiendo un repunte leve del poder adquisitivo de los trabajadores, de aproximadamente 1 por ciento conforme a nuestras proyecciones de inflación”.

En este marco, y en la previa del inicio de las negociación paritaria docente, (paritaria de referencia en los últimos años) el panorama se presenta escarpado para los representantes de los trabajadores.

¿estará en la agenda del gobierno la posibilidad de un aumento de la conflictividad social derivada de un techo en las paritarias?